Capacidades de exportación para mejorar

La Zona Continental Africana de Libre Comercio (Zlecaf), que se lanzará eficazmente a principios de 2021, es una opción «estratégica» para Argelia, reiteró ayer el Primer Ministro Abdelaziz Djerad, pidiendo que se redofiquen más cuestiones pendientes.

Por supuesto, el libre comercio es un requisito previo para el desarrollo de una economía de mercado. Pero, ¿está Argelia dispuesta a hacer cumplir el libre comercio de todos los productos con Estados africanos, cuando no tiene suficiente capacidad de producción?

El país, habiendo favorecido siempre una estrategia basada en el petróleo, no ha podido desarrollar su capacidad para producir servicios o productos que sean fácilmente exportables.

Del mismo modo, no ha logrado tender puentes con los países africanos para mejorar sus exportaciones y posicionarse como un actor clave en la esfera económica y comercial del continente. Sin embargo, existe un potencial significativo de expansión del comercio en el continente, que podría desarrollarse.

Con un mercado de 1.200 millones de consumidores, que representan, por valor, 3 billones de dólares y un producto nacional de 2.500 millones de dólares, el potencial económico y la capacidad de Africa pueden explotarse de manera óptima gracias a flujos comerciales intracontinentales que pueden ser de alrededor del 52 por ciento en lugar de la tasa actual de no más del 16 por ciento.

Además, el desarrollo del comercio interafricano contribuirá al desarrollo de las cadenas de valor regionales, la industrialización y la creación de oportunidades de empleo.

Sin embargo, esta perspectiva sigue vinculada al ritmo de aplicación de los planes de desmantelamiento arancelario en los países africanos. El desmantelamiento gradual de los aranceles entre los Estados africanos, al 90 por ciento de las posiciones arancelarias, está previsto a lo largo de 5 años.

Dará prioridad a las empresas africanas para satisfacer las crecientes necesidades del mercado continental y aprovechar sus beneficios. El hecho es que Argelia correría el riesgo de perder al tipo de cambio, al igual que con la Unión Europea, porque no dispone de un suministro suficientemente amplio de productos exportables.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *