MANILA, 29 de septiembre. 20 / 11:03 am (ACI).- El obispo de Legaspi (Filipinas), Don Joel Baylon, condenó el asesinato a sangre fría de dos líderes católicos en la isla de Luzón, a quienes acusaron falsamente de ser rebeldes.

Según UCA News, el líder comunitario Luzviminda «Kap Ida» Dayanda y el Tesorero Albert Orlina fueron asesinados por hombres armados en Guinobatan, provincia de Albay, el 21 de septiembre después de asistir a una reunión en el municipio local. Ambos también fueron importantes líderes de la Parroquia de San Vicente Ferrer.

«Todavía no creemos que Dayanda y Orlina fueron asesinadas a sangre fría. Hemos recibido informes de que han sido acusados de ser miembros del Partido Comunista cuando en realidad eran muy activos en las actividades eclesiásticas», dijo el Obispo en una declaración en la que también pidió justicia.

«Estos ataques fueron inmanes y contrarios a las enseñanzas de Jesús. Somos un gobierno de leyes, no de hombres. Existen leyes para asegurar que el debido proceso se dé al acusado. Ruego que las autoridades gubernamentales tengan la mente y el espíritu para investigar y llevar a los autores ante la justicia», dijo el Sr. Baylon.

Ambos «eran líderes activos en su parroquia. Kap Ida se desempeñó como jefe del consejo pastoral de su localidad y Albert también fue parte de ese consejo. No se merecían este destino», agregó.

«Eran apasionados en su vocación. Oramos por la comodidad, la paz y la seguridad de su comunidad, de los miembros de la familia y de sus seres queridos a los que se han ido», dijo el Obispo.

El prelado dijo que estos asesinatos se suman a los recientes, como el de Zara Alvarez, cuyo asesinato ocurrió el 17 de agosto en la ciudad de Bacolod. Fue activista de derechos humanos y voluntario en la Diócesis de San Carlos.

El 10 de agosto, el líder Randy Echamis fue secuestrado y asesinado. Tenía 72 años.

 

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *