BERLIN, 28 de septiembre. 20 / 03:41 pm (ACI).- Una carta sobre la participación y la comunión de católicos y protestantes en la Eucaristía, emitida por la Congregación para la Doctrina de la Fe a los obispos alemanes, oscureció la Asamblea Plenaria celebrada del 22 al 24 de septiembre en la ciudad de Fulda para discutir temas como el «camino sinodal», el papel de la mujer en la Iglesia y el papel de la mujer en la Iglesia y el papel de las víctimas de la indemnización de abuso sexual cometidos por los religiosos.

Se trata de una carta del 18 de septiembre que rechaza la posibilidad de dar comunión a los protestantes que participan en las misas católicas, como han promovido algunos obispos en Alemania.

En la carta, firmada por el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el cardenal Luis Francisco Ladaria Ferrer; y el secretario de esta Congregación, Mons. Giacomo Morandi, se afirma que las diferencias entre católicos y protestantes sobre la Eucaristía «siguen siendo muy significativas».

Como señalan el cardenal Ladaria y Don Morandi en la carta, «se necesita una profundización teológica para determinar temas centrales, como la cuestión de la ‘presencia real’ (del cuerpo de Cristo en la Eucaristía) y el concepto de sacrificio».

La Congregación para la Doctrina de la Fe se expresó después de que la Congregación para los Obispos le enviara el documento titulado «Junto con la Mesa del Señor – Opciones Ecuménicas para la Celebración de la Cena Eucarística y la Eucaristía», publicado en septiembre de 2019, después de diez años de trabajo por el grupo ecuménico formado por teólogos católicos y protestantes y fundado en 1946 en la ciudad alemana de Paderborn.

El documento, que contiene investigaciones exégticas e históricas, apoya la tesis de la convivencia a lo largo de los siglos de diferentes formas de cena eucarística, una tesis que legitimaría, según los autores del documento, la superación de las diferencias teológicas interreligiosas sobre la Eucaristía y que no justificaría mantener la «separación de las Iglesias».

La carta del cardenal Ladaria y del obispo Morandi fue enviada al Presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, Mons. Georg B’tzing, y fue recibida mientras los obispos alemanes celebraban su asamblea plenaria de otoño del 22 al 24 de septiembre para discutir temas como la pandemia COVID 19, el avance de la campana, el papel de la mujer en la Iglesia y la reparación de las víctimas de abusos sexuales cometidos por los religiosos.

De acuerdo con Don Betzing, la carta de la Congregación para la Doctrina de la Fe no debe entenderse como una «bofetada» a y a los obispos alemanes personalmente. Señaló que algunas de las críticas de la Congregación al documento «son apropiadas», pero otras no lo son. Don B-tzing dijo que el documento «Junto con la Mesa del Señor» es sólo una contribución al debate.

Sobre este tema también intervino el presidente del Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos, el cardenal Kurt Koch, y declaró, en una entrevista reciente con la publicación Herder Korrespondenz, que «si los obispos alemanes dan más valor a un documento de un grupo ecuménico de teólogos que a una carta de la Congregación para la Doctrina de la Fe, entonces algo no está funcionando en la jerarquía de valores».

Según el cardenal Koch, la carta de la Congregación para la Doctrina de la Fe es un «estudio serio y fundado del texto ‘Juntos en la Mesa del Señor’. En el documento del grupo de teólogos católicos y protestantes, según el cardenal Koch, se abordan cuestiones teológicas que «no se pueden decidir simplemente en una Iglesia local».

 

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *